La condonación del crédito de IVA en supuestos de insolvencia del sujeto pasivo no lesiona el principio de neutralidad ni es una ayuda de Estado

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia de 16 de marzo de 2017, asunto C-493/15, bajo el auspicio del principio de neutralidad fiscal, ha considerado que el procedimiento de liberación de las deudas no constituye una renuncia general e indiscriminada a la percepción del IVA.

Considera la Sentencia que el procedimiento de liberación de las deudas se aplica únicamente a las personas físicas que cumplen determinados requisitos, enunciados en la Ley concursal, relativos al comportamiento del deudor previo al inicio del procedimiento concursal y durante éste. Reservando la posibilidad de acogerse al procedimiento de liberación de las deudas a los deudores de buena fe.

El procedimiento de liberación de las deudas supone un examen caso por caso, efectuado por un órgano jurisdiccional. Permitiendo al Estado miembro, que tiene un crédito de IVA, por un lado, emitir un dictamen acerca de la solicitud del deudor que pide acogerse a dicho procedimiento, con carácter previo respecto de la decisión que resuelve tal solicitud, y, por otro lado, interponer un recurso, en su caso, contra la decisión que declare inexigibles deudas de IVA que no hayan sido satisfechas en su totalidad, lo que conduce a un segundo control jurisdiccional.

Concluyendo el TJUE que el Derecho de la Unión, en particular el artículo 4 TUE, apartado 3, y los artículos 2 y 22 de la Sexta Directiva, así como las normas en materia de ayudas de Estado, debe interpretarse en el sentido de que no se opone a que unas deudas de IVA sean declaradas inexigibles con arreglo a una normativa nacional que establece un procedimiento de liberación de las deudas en virtud del cual un órgano jurisdiccional puede, bajo determinadas condiciones, declarar inexigibles las deudas de una persona física que no se han satisfecho al término del procedimiento concursal del que ha sido objeto dicha persona.

Ahora sólo nos cabe esperar a que la AEAT y el legislador tomen cumplida nota de esta Sentencia; dado que la exoneración de las deudas públicas es imprescindible para ofrecer una “segunda oportunidad real” a multitud de autónomos y pequeños empresarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *