Compensación de bases imponibles negativas: es una opción a la que sólo podemos optar en el período voluntario de declaración

En el supuesto que dentro del periodo reglamentario de declaración no se hayan compensado las bases imponibles negativas de ejercicios anteriores, no se podrá rectificar, ya sea mediante la presentación de declaración extemporánea ya sea en el seno de un procedimiento de comprobación, la compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores.

Así se ha manifestado la Dirección General de Tributos, mediante la consulta vinculante V2496-18 de 17 de septiembre, en base a lo dispuesto en el artículo 119.3 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria:

Las opciones que según la normativa tributaria se deban ejercitar, solicitar o renunciar con la presentación de una declaración no podrán rectificarse con posterioridad a ese momento, salvo que la rectificación se presente en el período reglamentario de declaración.”

Esta posición de la DGT viene avalada por la doctrina del Tribunal Económico Administrativo Central, manifestada en la resolución de 4 de abril de 2017 que en su fundamento de derecho quinto:

(…)

En concreto, las posibilidades que se pueden dar son las siguientes:

(…)

Que el contribuyente no hubiere presentado autoliquidación estando obligado a ello. En estos casos, a juicio de este Tribunal es claro que, con incumplimiento de la más básica de sus obligaciones tributarias, no ejercitó el interesado derecho a compensar cantidad alguna dentro del periodo reglamentario de declaración, optando por su total diferimiento, por lo que, transcurrido dicho periodo reglamentario de declaración, no podrá rectificar su opción solicitando, ya sea mediante la presentación de declaración extemporánea ya sea en el seno de un procedimiento de comprobación, la compensación de bases imponibles negativas de ejercicios anteriores. Lo contrario haría de mejor condición al no declarante que al declarante según los criterios anteriormente expuestos.”

Deben extremarse las precauciones si no deseamos facilitar una financiación extraordinaria y no retribuida a la Hacienda Pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *