Cómo tributan los servicios gratuitos entre una sociedad y sus socios

Cuando un socio presta servicios a su sociedad por un contraprestación inferior/superior al valor de mercado, se produce una diferencia que debemos ajustar fiscalmente tanto a nivel de socio como de sociedad.

La Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades (en adelante, LIS) establece en su artículo 18.2 siete casos de vinculación que podemos agrupar, con carácter general, en cuatro grupos:

1. Relación entre una entidad y sus socios o partícipes, o con sus consejeros o administradores, o con familiares (de los anteriores) hasta el tercer grado;

2. Relación entre entidades que pertenecen a un grupo, o con consejeros o administradores, o con familiares hasta el tercer grado;

3. Relación de dominio indirecto entre entidades o a través de socios, o familiares hasta el tercer grado; y

4. Relación de una entidad residente en territorio español y sus establecimientos permanentes en el extranjero.

Nos vamos a centrar, en el presente artículo, en la relación entre una entidad y sus socios o partícipes. Por lo que en primer lugar debemos recordar que:

– el propio artículo 18.2 LIS dispone que:

En los supuestos en los que la vinculación se defina en función de la relación de los socios o partícipes con la entidad, la participación deberá ser igual o superior al 25 por ciento. La mención a los administradores incluirá a los de derecho y a los de hecho.”

El umbral del 25% opera aun cuando se trate de una participación minoritaria que no permita ejercer el control de la entidad participada; y que

– La valoración de las operaciones vinculadas de conformidad con el artículo 18.1 LIS:

Las operaciones efectuadas entre personas o entidades vinculadas se valorarán por su valor de mercado. Se entenderá por valor de mercado aquel que se habría acordado por personas o entidades independientes en condiciones que respeten el principio de libre competencia

Estas reglas de valoración de las operaciones vinculadas, calificadas por la jurisprudencia como normas valorativas de obligado cumplimiento, se instrumentan en la práctica como presunciones iuris et de iure (no admiten prueba en contra), la prueba puede recaer sobre la valoración en sí misma considerada, pero no respecto de la existencia de retribución.

Cuando la valoración dada a la operación es diferente al “valor de mercado” debemos acudir a lo dispuesto en el artículo 18.11 LIS:

En aquellas operaciones en las que se determine que el valor convenido es distinto del valor de mercado, la diferencia entre ambos valores tendrá, para las personas o entidades vinculadas, el tratamiento fiscal que corresponda a la naturaleza de las rentas puestas de manifiesto como consecuencia de la existencia de dicha diferencia.”

Existen supuestos especiales que no se abordan en la presente entrada del blog, como por ejemplo el tratamiento de las operaciones vinculadas en las sociedades profesionales.

La aplicación práctica del anterior precepto se resume en los siguientes cuadros:

Cuando la diferencia es a favor del socio
 

Calificación para el socio

Calificación para la sociedad

Por la parte que se corresponda con la participación en la entidad

Participación en beneficios

Retribución de fondos propios

Por la parte que no se corresponda con la participación en la entidad

Utilidad percibida por la condición de socio(1)

(1) De acuerdo con lo previsto en el artículo 25.1.d) de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (en adelante; LIRPF)

Con la anterior clasificación, tenemos que tener en cuenta que la exención prevista en el artículo 21.1 LIS sólo será aplicable a la parte que tiene consideración de participación en beneficios y nunca a la utilidad percibida por la condición de socio.

Cuando la diferencia es a favor de la sociedad

 

Calificación para el socio

Calificación para la sociedad

Por la parte que se corresponda con la participación en la entidad

Aumento del valor de la participación

Aportación del socio

Por la parte que no se corresponda con la participación en la entidad

Liberalidad

Renta

Dos apreciaciones:

1. Cuando se trate de contribuyente sujetos al Real Decreto Legislativo 5/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes (en adelante, LIRNR) y a tenor de lo dispuesto en su artículo 13.1.i.4º la renta obtenida tendrá la consideración de ganancia patrimonial.

2. Como se puede apreciar la LIS no ha establecido ninguna clasificación para las operaciones entre sociedades vinculadas entre las que no exista un vínculo socio-sociedad.

Para finalizar no debemos olvidar que en aquellos casos que resulte de aplicación el artículo 18.1 LIS y en función de la calificación dada a las rentas, estas pueden ser objeto de retención o de efectuar un ingreso a cuenta a tenor de lo dispuesto en el artículo 62 del Real Decreto 634/2015, de 10 de julio, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades; siendo la base de la retención o del ingreso a cuenta, según proceda, la diferencia entre el valor convenido y el valor de mercado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *