¿Cuándo y cómo la AEAT puede declararme responsable subsidiario de las deudas de la empresa?

Si la empresa no ha cumplido con sus obligaciones tributarias y la Administración Tributaria considera que no se han realizado los actos necesarios para el cumplimiento de dichas obligaciones y deberes tributarios, o se hubiese consentido el incumplimiento por quienes de ellos dependan o se hubiesen adoptado acuerdos que posibilitasen las infracciones nos pueden derivar la responsabilidad subsidiaria de las obligaciones/deudas de la empresa.

Con carácter previo la Administración Tributaria deberá declarar fallido a la empresa, para lo que no le es exigible otra gestión distinta a la de requerir información sobre la situación de los créditos, sin que deba hacerse cargo de las consecuencias de la falta de contestación ni esperar a la resolución de los concursos de acreedores, ni personarse en ellos.

No obstante, en el momento de la investigación esta debe constatar si los créditos son realizables de manera inmediata, y una vez comprobado que no son realizables y por tanto suficientes, declarar fallido al deudor principal.

El responsable subsidiario podrá oponer la existencia de bienes o derechos realizables del deudor principal en la tramitación del procedimiento de derivación, teniendo en cuenta que no basta la mera alegación, sino que se le requerirá que lo acredite.

Continuar leyendo “¿Cuándo y cómo la AEAT puede declararme responsable subsidiario de las deudas de la empresa?”