¿Es suficiente el retraso en la solicitud de concurso para que se califique como culpable?

El artículo 165.1.1º de la Ley Concursal establece que:

El concurso se presume culpable, salvo prueba en contrario, cuando el deudor o, en su caso, sus representantes legales, administradores o liquidadores:

1.º Hubieran incumplido el deber de solicitar la declaración del concurso…”

Recordemos que debe solicitarse dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocerse el estado de insolvencia (artículo 5.1 de la Ley Concursal).

Continuar leyendo “¿Es suficiente el retraso en la solicitud de concurso para que se califique como culpable?”

La importancia de preparar correctamente los documentos que acompañan la solicitud de concurso: causa de culpabilidad prevista en el artículo 164.2.2ª de la Ley Concursal

La solicitud del concurso es un acto importante que exige una especial diligencia en quien quiere acogerse a los beneficios del procedimiento concursal.

La suma de inexactitudes en la solicitud de concurso que en sí mismas, separadamente consideradas, no consideraríamos graves (como, por ejemplo, que existan contradicciones entre los distintos documentos aportados con la solicitud) determinan una inexactitud grave.

Continuar leyendo “La importancia de preparar correctamente los documentos que acompañan la solicitud de concurso: causa de culpabilidad prevista en el artículo 164.2.2ª de la Ley Concursal”

Pieza de calificación: ¿Cuál es el papel de los acreedores personados?

El artículo 168.1 de la Ley Concursal dispone que “Dentro de los diez días siguientes a la última publicación que se hubiera dado a la resolución que acuerde la formación de la sección sexta, cualquier acreedor o persona que acredite interés legítimo podrá personarse y ser parte en la sección, alegando por escrito cuanto considere relevante para la calificación del concurso como culpable”; los terceros personados podrán proponer prueba, participar en la vista y realizar cualquier otra actuación procesal, pero dirigida a confirmar y ratificar los supuestos de hecho que dan soporte a las pretensiones de la administración concursal y el ministerio fiscal, únicas frente a las que habrán de defenderse los demandados y demás personas afectadas.

Continuar leyendo “Pieza de calificación: ¿Cuál es el papel de los acreedores personados?”

Las cantidades abonadas por el FOGASA en prestaciones de garantía salarial lo son en bruto

La Sala de lo Social del Tribunal Supremo afirma, en su Sentencia de fecha 12 de septiembre de 2018, como doctrina unificada que las cantidades a cargo del FOGASA deben obtenerse de las deudas empresariales en bruto, con independencia de que una administración concursal emita certificación por referencia al importe neto. La deuda salarial para determinar la responsabilidad del FOGASA es en bruto y no en neto, ya que este organismo responde del pago del salario, sustituyendo a un empresario insolvente, y por ello está obligado a realizar las mismas retenciones y deducciones a los trabajadores.

Continuar leyendo “Las cantidades abonadas por el FOGASA en prestaciones de garantía salarial lo son en bruto”

¿Qué ocurre cuándo no comunicamos en plazo el crédito que ostentamos contra un cliente declarado en concurso de acreedores?

De conformidad con el artículo 85.1 de la Ley Concursal, tras la publicación del edicto de la declaración en el concurso, tal y como dispone el artículo 23 de la Ley Concursal, los acreedores disponen de un mes, plazo que estipula el artículo 21.1.5º de la Ley Concursal, para comunicar a la administración concursal la existencia de sus créditos.

Con los créditos comunicados se elaborará la lista de acreedores, con la estructura y contenido que se recoge en el artículo 94 de la Ley Concursal, que será comunicada, por la administración concursal, con una antelación mínima de 10 días (5 días, en los concursos abreviados) previos a la presentación de la misma al Juez del concurso.

Pero que sucede si el crédito no hemos comunicado el crédito y/o no se recoge en la lista de acreedores.

Continuar leyendo “¿Qué ocurre cuándo no comunicamos en plazo el crédito que ostentamos contra un cliente declarado en concurso de acreedores?”

¿Qué sucede con los bienes de la concursada no enajenados una vez concluido el concurso de acreedores?

Aunque con carácter general suele afirmarse que las sociedades de capital adquieren su personalidad jurídica con la inscripción de la escritura de constitución y la pierden con la inscripción de la escritura de extinción, esto no es del todo exacto.

Es una situación habitual que bienes y derechos de la concursada queden en titularidad y disposición de la sociedad disuelta, extinta, liquidada y cancelada dentro del concurso de acreedores (por carecer dichos bienes de contenido económico, o de mercado, o ser antieconómica su enajenación); y ello y ello tanto en escenarios de liquidación regular (artículo 152.2 de la Ley Concursal) como apresurada en casos de insuficiencia de masa (artículo 176bis.3 de la Ley Concursal).

Continuar leyendo “¿Qué sucede con los bienes de la concursada no enajenados una vez concluido el concurso de acreedores?”

¿Podemos excluir de un concurso de acreedores una vivienda sobre hipotecada?

Lamentablemente es muy habitual encontrarnos, en los concursos de personas físicas, con inmuebles cuyo valor es inferior a la primera carga hipotecaria que pesa sobre los mismos; pudiendo, con cierta habitualidad, existir segundas y ulteriores hipotecas. El auto, de fecha 20 de junio de 2018, de la Sección 15ª de la Audiencia Provincial de Barcelona aborda esta situación y nos da las pautas de actuación.

Recordemos que la valoración del inmueble debe realizarse a valor de mercado, a efectos de determinar si el mismo se encuentra sobre hipotecado. Dado que lo dispuesto en el artículo 94.5 de la Ley Concursal no es el instrumento adecuado para establecer el valor de un bien, sino que es el instrumento para ponderar el alcance en el concurso del privilegio especial, por tanto, un acreedor con una garantía real previa puede encontrarse en el concurso con la calificación como crédito ordinario si la garantía carece de valor (por ejemplo segundas o terceras hipotecas).

Continuar leyendo “¿Podemos excluir de un concurso de acreedores una vivienda sobre hipotecada?”

Las retenciones del IRPF correspondiente a los salarios o rentas devengadas con anterioridad a la declaración del concurso pero que se paguen o abonen con posterioridad a dicha fecha tendrán la consideración de créditos contra la masa

Debe distinguirse entre el nacimiento de la obligación tributaria principal, que en este caso tiene lugar con la realización del hecho imponible, y la obligación de retención, que es autónoma de la anterior, y nace en el momento en que se satisfagan o abonen las rentas correspondientes. Razón por la cual para conocer si el crédito correspondiente a la obligación de retener es concursal o contra la masa, hay que atender al momento en que se realice el pago de la renta.

Continuar leyendo “Las retenciones del IRPF correspondiente a los salarios o rentas devengadas con anterioridad a la declaración del concurso pero que se paguen o abonen con posterioridad a dicha fecha tendrán la consideración de créditos contra la masa”

A vueltas con la calificación del crédito laboral en el concurso de acreedores

La declaración de concurso determina el tratamiento colectivo de los trabajadores, que quedan sometidos a la solución del concurso o convenio, con sus quitas, esperas, o liquidación, para cobrar en el orden establecido, debiendo los acreedores comunicar su crédito y ser reconocidos y clasificados como acreedores concursales.

Continuar leyendo “A vueltas con la calificación del crédito laboral en el concurso de acreedores”

¿Cómo calificar el crédito derivado de un SWAP a efectos concursales?

Los créditos derivados de contratos de permuta financiera (swap) en que el deudor se encuentre en concurso son créditos concursales y no contra la masa, con independencia de que se haya devengando antes o después de la declaración de concurso.

Continuar leyendo “¿Cómo calificar el crédito derivado de un SWAP a efectos concursales?”