¿Cuándo se inicia el plazo de caducidad de la acción de impugnación del despido colectivo?

La demanda para la impugnación del despido colectivo debe presentarse en el plazo de caducidad de 20 días hábiles desde la fecha del acuerdo alcanzado en el período de consultas o de la notificación a las representantes de los trabajadores de la decisión empresarial de despido colectivo. Se distinguen, pues, dos posibles momentos, el del acuerdo y el de la notificación, que, se corresponden con los dos posibles desenlaces del período de consultas que finalice con despido colectivo: acuerdo de la comisión negociadora, o decisión unilateral empresarial en caso de desacuerdo.

Continuar leyendo “¿Cuándo se inicia el plazo de caducidad de la acción de impugnación del despido colectivo?”

Los trabajadores pueden reclamar contra los administradores por los salarios no cobrados

Los administradores, de hecho o de derecho, que no han cumplido con lo dispuesto en el artículo 367 de la Ley de Sociedades de Capital son solidariamente responsables de las deudas contraídas por la Sociedad con posterioridad al incumplimiento. Esta responsabilidad solidaria alcanza a las deudas laborales, cuando el nacimiento de la obligación es posterior al incumplimiento de lo dispuesto en el artículo 367 LSC.

Continuar leyendo “Los trabajadores pueden reclamar contra los administradores por los salarios no cobrados”

El blindaje de los contratos de trabajo no soporta el concurso de acreedores

El artículo 65.3 de la Ley 22/2003, de 9 julio de 2003, Concursal deja sin efecto el blindaje de los contratos de alta dirección cuando la empresa contratante se encuentra en situación concursal:

En caso de extinción del contrato de trabajo, el juez del concurso podrá moderar la indemnización que corresponda al alto directivo, quedando en dicho supuesto sin efecto la que se hubiera pactado en el contrato, con el límite de la indemnización establecida en la legislación laboral para el despido colectivo”.

Pero, ¿qué sucede con el blindaje de los trabajadores con contrato ordinario?

Continuar leyendo “El blindaje de los contratos de trabajo no soporta el concurso de acreedores”