La importancia de preparar correctamente los documentos que acompañan la solicitud de concurso: causa de culpabilidad prevista en el artículo 164.2.2ª de la Ley Concursal

La solicitud del concurso es un acto importante que exige una especial diligencia en quien quiere acogerse a los beneficios del procedimiento concursal.

La suma de inexactitudes en la solicitud de concurso que en sí mismas, separadamente consideradas, no consideraríamos graves (como, por ejemplo, que existan contradicciones entre los distintos documentos aportados con la solicitud) determinan una inexactitud grave.

Continuar leyendo “La importancia de preparar correctamente los documentos que acompañan la solicitud de concurso: causa de culpabilidad prevista en el artículo 164.2.2ª de la Ley Concursal”

Requisitos para la responsabilidad por deudas del administrador

En el ámbito de la responsabilidad del administrador por deudas, el administrador responde de las deudas sociales posteriores a la causa de disolución, así como, en su caso, de las costas impuestas a la sociedad en el proceso de reclamación de dichas deudas.

Continuar leyendo “Requisitos para la responsabilidad por deudas del administrador”

¿Qué sucede con los bienes de la concursada no enajenados una vez concluido el concurso de acreedores?

Aunque con carácter general suele afirmarse que las sociedades de capital adquieren su personalidad jurídica con la inscripción de la escritura de constitución y la pierden con la inscripción de la escritura de extinción, esto no es del todo exacto.

Es una situación habitual que bienes y derechos de la concursada queden en titularidad y disposición de la sociedad disuelta, extinta, liquidada y cancelada dentro del concurso de acreedores (por carecer dichos bienes de contenido económico, o de mercado, o ser antieconómica su enajenación); y ello y ello tanto en escenarios de liquidación regular (artículo 152.2 de la Ley Concursal) como apresurada en casos de insuficiencia de masa (artículo 176bis.3 de la Ley Concursal).

Continuar leyendo “¿Qué sucede con los bienes de la concursada no enajenados una vez concluido el concurso de acreedores?”

Cuidado con no depositar las cuentas anuales en el Registro Mercantil: es una presunción de haber incurrido en causa de disolución por pérdidas

Cuando no se depositan las cuentas anuales se presume que la sociedad se encuentra incursa en causa de disolución por pérdidas, trasladando a los administradores, conforme al principio de facilidad probatoria, que, pese a no depositarse las cuentas, la sociedad no se encontraba en dicha causa de disolución.

Continuar leyendo “Cuidado con no depositar las cuentas anuales en el Registro Mercantil: es una presunción de haber incurrido en causa de disolución por pérdidas”

¿Cuándo se inicia el plazo de caducidad de la acción de impugnación del despido colectivo?

La demanda para la impugnación del despido colectivo debe presentarse en el plazo de caducidad de 20 días hábiles desde la fecha del acuerdo alcanzado en el período de consultas o de la notificación a las representantes de los trabajadores de la decisión empresarial de despido colectivo. Se distinguen, pues, dos posibles momentos, el del acuerdo y el de la notificación, que, se corresponden con los dos posibles desenlaces del período de consultas que finalice con despido colectivo: acuerdo de la comisión negociadora, o decisión unilateral empresarial en caso de desacuerdo.

Continuar leyendo “¿Cuándo se inicia el plazo de caducidad de la acción de impugnación del despido colectivo?”

¿Puede la AEAT realizar una comprobación de valores respecto a una subasta notarial?

Al contrario que en la subasta judicial, en la que el precio de adjudicación se considera en todo caso como valor real o precio cierto, en el caso de la subasta notarial no cabe atribuir esa cualidad y no hay obstáculo a que mediante la comprobación administrativa se determine el valor de mercado del bien.

Continuar leyendo “¿Puede la AEAT realizar una comprobación de valores respecto a una subasta notarial?”

No solicitar el concurso en plazo tiene consecuencias para el administrador social

El crédito contra el administrador social declarado en concurso, que responde solidariamente de las obligaciones sociales con base en el artículo 367 Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital (en adelante LSC), por una condena en costas impuesta a la sociedad administrada con posterioridad a la declaración en concurso del administrador social, es crédito contra la masa. Continuar leyendo “No solicitar el concurso en plazo tiene consecuencias para el administrador social”

La derivación de responsabilidad procede si existe causa de disolución, no por incurrir en una situación de insolvencia

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 7 de los de Barcelona, en su Sentencia de fecha 23 de noviembre de 2017, anula la derivación de responsabilidad acordada por la Tesorería General de la Seguridad Social (en adelante la TGSS) por no haber presentado concurso de acreedores.

Continuar leyendo “La derivación de responsabilidad procede si existe causa de disolución, no por incurrir en una situación de insolvencia”

No se requiere, en fase de liquidación, la autorización de la Junta de Accionistas para proceder a la venta de activos esenciales.

En el BOE, de fecha 20 de diciembre de 2017, se ha publicado la resolución de 29 de noviembre de 2017, de la Dirección General de los Registros y del Notariado que entiende que “… la apertura de la liquidación, no sólo faculta sino que impone al órgano de administración la enajenación de los bienes para pagar a los acreedores y repartir el activo social entre los socios…”

Continuar leyendo “No se requiere, en fase de liquidación, la autorización de la Junta de Accionistas para proceder a la venta de activos esenciales.”